sábado , 18 noviembre 2017

Los páramos, tesoro colombiano

21/10/2013


Colombia tiene la mayor extensión de páramo en todo el planeta

El páramo es uno de los ecosistemas de alta montaña más importantes de la zona andina. Es exclusivo del trópico por lo que solo se encuentra en países como Perú, Ecuador, Venezuela, Costa Rica, Panamá, en algunos países de África y Oceanía y, por supuesto, en Colombia.

Además de tener el páramo más grande del mundo, gracias a sus tres cordilleras, nuestro país tiene la mayor extensión de este ecosistema: aproximadamente 1.932.987 hectáreas son páramos; lo anterior equivale al 49% de los páramos del planeta y al 1,7% de las hectáreas del país.

Estos ecosistemas están ubicados aproximadamente entre los 3100 y 4000 metros sobre el nivel del mar y son considerados paisajes sorprendentes no solo por su admirable belleza sino por ser una importante fuente de vida de cientos de ríos que recorren el país.
El páramo más grande del planeta
Debido a su extensión de más de 150.000 hectáreas, el páramo de Sumapaz es el más grande del mundo y es una de las principales fuentes hídricas del país. Sus características hacen de él una fábrica de agua de gran importancia para la capital y sus alrededores. En medio de este páramo se conservan varias lagunas que son bellas y significativas reservas naturales de agua.

Foto: Ideas electrónicas aprendizaje

Colombia cuenta con 34 páramos los cuales en su gran mayoría se ubican en el departamento de Boyacá.

 Especies endémicas en los páramos

El 7% de los géneros de flora y fauna en los páramos son endémicos

En cuanto a la flora, se destacan los frailejones, ubicados en diferentes áreas de las cordilleras oriental, central, occidental y en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Foto: Colombia Profunda

Por su parte, entre la fauna se destacan las aves Anas flavirostris y Oxyura jamaicensis las cuales son especies endémicas de Colombia.

Foto: Mundo Zoología

Nuestros páramos, al ser almacenadores, proveedores y filtradores de agua de excelente calidad, nos aportan una enorme riqueza ambiental. Además disminuyen el calentamiento global y albergan gran diversidad de especies y paisajes. Podemos cuidar de ellos evitando la utilización de sus predios para fines ganaderos o para cultivar: debemos darles un uso sostenible y de conservación.

Si nuestro artículo te pareció interesante y quieres ayudarnos a volver nuestro planeta más ecológico, comparte esta información en los botones de redes sociales que se encuentran a continuación.

 

Share Button

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

*

 
Scroll To Top