Jueves , 29 junio 2017

¿Sabes qué es el Slow food?

Una alimentación saludable no solo contribuye a tu bienestar sino también al del planeta, pues la producción en masa de lo que consumimos puede tener repercusiones medioambientales. Conoce más acerca de Slow Food, una propuesta que nació hace un par de años en Italia y se ha extendido por el mundo entero. ¿Te animas a seguirla?

image001Foto: Pixabay

En el corre-corre del día a día es posible que muchas veces no tengas tiempo para comer en casa, lo que hace que una hamburguesa o una porción de pizza parezcan alternativas rápidas y económicas. Sin embargo, ¿te has puesto a pensar en los efectos que una dieta así tiene en tu salud y en el medio ambiente?

Las comidas rápidas están llenas de aditivos, azúcares y grasas que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), incrementan la posibilidad de sufrir de obesidad, diabetes y enfermedades cardiacas. Además, por lo general, para su preparación se usan materias primas no locales que recorren largas distancias en avión o carretera, generando altos niveles de contaminación en el medio ambiente.

Como respuesta a esto el italiano Carlo Petrini fundó el movimiento Slow Food, una propuesta con presencia en más de 130 países que busca enseñarle al mundo la importancia de sentarse a la mesa a saborear platos con ingredientes locales, frescos y saludables que sean resultado de una producción amigable con el planeta.

¿Quieres unirte a esta tendencia? ¡Es muy fácil! Incorpora los siguientes hábitos a tu rutina diaria y redescubre el significado de disfrutar los alimentos:

image003 Foto: Pixabay

  • Sé un consumidor responsable

Compra tus alimentos en las granjas campesinas y las plazas de mercado, de esta forma apoyarás a los agricultores de tu área y estarás seguro de que tu comida no contiene pesticidas ni está modificada genéticamente. 

  • Compra productos locales y de temporada

Los alimentos en época de cosecha suelen ser más económicos y ofrecen un mayor aporte nutricional porque crecen en las condiciones climáticas adecuadas. 

  • Saca el chef que hay dentro de ti

¡Dile no a los domicilios y anímate a cocinar tu propia comida! No solo ahorrarás dinero sino que podrás aprender nuevos platos y disfrutar más tiempo con tu familia. 

  • ¡Anímate a cultivar!

Construye una huerta casera y cosecha tus propios alimentos. ¡Es más fácil de lo que crees! Los materiales son muy económicos y no necesitas mucho espacios para crear tu propio jardín ecológico en casa. (Hipervínculo al artículo sobre jardínes ecológicos)

  • Come en familia

Apaga el televisor y siéntate a la mesa con tu familia, o invita a tus amigos a cenar en tu casa un viernes o un sábado por la noche. Recuerda que la tendencia Slow Food no solo se trata de consumir alimentos de mejor calidad sino también de reconectarse con las personas.

Invita a tus amigos a unirse al estilo de vida Slow Food compartiendo este artículo en tus redes sociales, y si quieres recibir más información de interés no olvides suscribirte a nuestro boletín dejando tu dirección de correo electrónico en la casilla que encuentras en la parte derecha de esta página.

Share Button

Un comentario

  1. Maria Eugenia Puentes Orjuela

    Excelente propuesta…

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

 
Scroll To Top